lunes, 10 de marzo de 2008

MI BIBLIOTECA SOÑADA

Wizard Animation

A diario, en cualquier escuela o instituto, se manipulan y observan unos objetos de papel que son básicos para el estudio: los libros.
En ellos apoyamos nuestras explicaciones y los usamos también para iniciar al alumnado en el mundo mágico de la lectura y la escritura.
Desde que tienen pocos meses, muchos padres y madres suelen presentarles a sus bebés libros de goma con colores vivos y brillantes. Los hay pequeños y grandes para que se habitúen a manejarlos y los consideren un objeto con muchas posibilidades de uso. Así, más tarde, cuando crezcan y lleguen al colegio, podrán reconocerlos y utilizarlos en actividades educativas y de disfrute de manera individualizada para buscar información y/o para recordarla. El libro será considerado ya como una herramienta de estudio. Pero, un sector del alumnado lo verá y lo sentirá en muchas ocasiones como un objeto que les supone esfuerzo y aburrimiento.
Por esta razón, en muchas ocasiones, cuando les ofrecemos libros para que lean, no los desean y los rechazan. Muchos niños y niñas y adolescentes consideran a los libros un material aburrido que les resta tiempo para ver la TV. o jugar con las consolas.
A veces, los libros son realmente así para muchas personas, porque el libro que le han ofrecido no responde a sus intereses. Si un libro no les cautiva por su argumento o por sus imágenes, es mejor que lo deje y busque otro porque, es cierto que hay momentos en los que no apetece leer sobre un tema concreto. Por ello, es cuestión de tener un buen abanico de temas.

Los libros pueden ofrecernos mil y una aventuras. Hay libros que deslumbran por sus historias fantásticas. Otros, por sus bellos dibujos y colores. Por sus expresiones y tonalidades. Los hay especiales por la textura del papel (suaves, rugosos, granulados) y por el tamaño porque, no todos son rectangulares o cuadrados; los hay triangulares, circulares. Unos son minúsculos y otros gigantes.
Incluso los hay troquelados y desplegables a modo de acordeón; plegados como sábanas y como abanico. Para los primeros meses incluso tienen sonidos y música clásica. La oferta es cada día más espectacular.
Por todo ello, lo más recomendable es visitar a menudo librerías especializadas en las que el tiempo vuela y nos traslada al País de la Fantasía. Es una delicia acercarse a las estanterías de cualquier sección infantil porque en ese momento, sin tocarlos, siempre habrá varios de ellos preparados para cautivarnos; unos por sus alegres colores; otros por sus bellas o sorprendentes imágenes; algunos por su gran tamaño o por su forma nada convencional.
Pero si esto puede sucederle a un adulto, pensemos en
lo que puede suponer para los pequeños y pequeñas de tres, cuatro, cinco y seis años.
¿Qué sucedería una mañana, al llegar a clase y encontrarnos una visita muy especial:
La Luna de los Sueños”?
La luna es un personaje muy popular en los cuentos infantiles ya que es una referencia clara a la noción del tiempo. La luna ha dado y dará multitud de posibilidades para contar historias y aventuras.
La magia está donde menos lo esperamos y en los momentos antes de iniciar el viaje nocturno al País de los Sueños, es aconsejable leer algo agradable que nos acompañe en la noche.
La luna es quizá el personaje más lejano y a la vez cercano y afectivo para los niños y niñas. Podemos utilizarla en cualquier cuento improvisado y siempre tendrá éxito. En realidad, la mayoría de los cuentos tradicionales que solemos usar y leer en las aulas tienen a la luna dentro de sus protagonistas. Sin hablar de canciones, adivinanzas y trabalenguas.
Pero, además de los cuentos tradicionales, hay miles de cuentos extraordinarios que considero deben estar presentes en las bibliotecas de las aulas de los colegios.

EN LA NUBE TIC

Sitio SPIP del CEP Priego - Montilla

La canción de la babosa

Búho Lúo

gif animation

Tertulias

Tiempo

Puedes utilizarlo para llevar el control del Tiempo en el aula.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...